Educación

En Camerún cuando los niños pasan a educación secundaria, existen dificultades para encontrar plaza en los centros. Se consiguió que todos se inscribieran correctamente en el curso actual y se hicieron los pagos correspondientes. Esto fue posible gracias a donaciones de organizaciones, socios y una importante donación anónima de una persona camerunesa.
En Camerún son necesarias las clases particulares para asegurar el aprendizaje, ya que en las clases del colegio hay un profesor para unos 80 alumnos. Los chicos del hogar asisten a clases particulares en 3 grupos y actualmente todos van evolucionando bien.

En la escuela

Situación Económica

Continuamos con una situación económica inestable. Hay rachas con más dinero y otras que se va reduciendo hasta llegar a cero. Esto ocasiona una presión a los responsables del proyecto, incluso obliga a realizar aportaciones extras para salvar situaciones críticas. En momentos puntuales se dan necesidades importantes, para las que no se consigue financiación y por tanto no se pueden ejecutar. Es duro ver como algo básico no está garantizado. Debido a que no llegamos a tener solvencia económica estable, y aunque en lo último que se recorta es en alimentación, nos gustaría tener más variedad, ya que aunque los chicos comen todos los días, su alimento se basa en arroz o cuscús acompañado de algo de carne o pescado y fruta.

Una noticia que ha aportado un poquito de tranquilidad es que finalmente la Asociación Zapallal no va a cerrar, ellos son los que cubren los gastos de alquiler de la casa año tras año.

A pesar de las dificultades a las que nos vamos enfrentando cada día, hay que destacar que seguimos aquí un año más, un curso escolar más, que los niños están inscritos en el colegio, van aprobando, están protegidos, comen todos los días, pueden acudir al médico cuando enferman y reciben cariño y afecto.

 

Infraestructura

Existen varios proyectos presupuestados pendientes de conseguir financiación para ejecutarse.
Actualmente el hogar dispone de un baño exterior muy básico, que habría que reformar techándolo, alicatándolo y dotándolo de inodoro. También está proyectada la construcción de baños exteriores. Las puertas de los baños interiores hay que repararlas.
También es muy necesario poner mosquiteras en las ventanas, sobre todo en las de los dormitorios, ya que esto reduciría los casos de paludismo. Se han cambiado varias veces las mosquiteras en las ventanas, pero la antigüedad de las mismas no permite colocarlas correctamente. El proyecto siguiente para financiar implica cambio de ventanas con mosquiteras incluidas.

Sondeo de Agua

 

Visita directores este verano

Tras un año y medio de pandemia, los directores del centro Herminio Membrives y Denise Nguemo, visitaron el hogar. Esta visita fue muy positiva para ellos, pero sobre todo para el hogar y los chicos que viven allí, ya que añoraban a las personas con las que comenzaron su nueva vida y los chicos mayores ya empiezan a pensar en independizarse..
Uno de los logros durante la estancia en el hogar fue el sondeo de agua, más barato de lo inicialmente previsto. Actualmente funciona muy bien y aunque la factura de la luz se ha visto incrementada porque funciona con bomba eléctrica, se ha ahorrado en la factura de agua, que suponía mucho dinero mensualmente o un duro trabajo pues se tenía que transportar agua en garrafas de 20l unos 100-200m para comer e higiene de 23 niños a diario. Una mejora para ahorrar en la factura de la luz sería sustituir la bomba eléctrica por una bomba solar pequeña, que suponga el ahorro de este incremento de precio en la factura de la luz.
Durante este verano también se pintó la casa tras 4 años de convivencia, se compró un congelador nuevo y se cambiaron las luces que permiten estudiar por la tarde.
Una de las decisiones que se tomó fue volver a contar con el equipo educativo anterior, ya que el nuevo personal no se adaptaba a los chicos, y a la preparación de algunas tareas como la comida. También se planificó el futuro de los más mayores, pensando en la ayuda para independizarse. La ayuda consistiría en pagarles un apartamento, herramientas y comida, durante 6 meses, tras estos 6 meses se irá reduciendo la ayuda hasta que ellos mismos sean independientes económicamente. Esto les garantiza una protección y en caso de no encontrar trabajo, no tener que volver a la calle.

Papá y Mamá

Socios y Colaboradores

No podemos terminar este breve boletín sin agradecer a todas las personas que cada mes, cada trimestre, cada año o simplemente esporádicamente hacen esas aportaciones económicas tan necesarias para el buen funcionamiento del hogar, es cierto que deben de ser unos pocos más para conseguir la estabilidad financiera que tanto añoramos, pero con los que son se están haciendo grandes cosas y aunque para nosotros a veces no nos parezca suficiente, para la personita que recibe el servicio que damos es el momento más importante de su vida.
La vida de una persona en situaciones tan extremas como la que viven los niños de la calle se puede torcer o enderezar definitivamente en pequeños detalles, como lanzarte a robar cualquier cosa que valga 5 o 10 € porque ya no aguantas más el hambre, que te coja la policía y acabes en la cárcel de adultos con 11 años o bien la posibilidad de entrar en un centro como Yide Bikoue y que tengas acceso a alimentación, educación, salud y protección hasta edad adulta.
Pues bien, esa diferencia la hacen los socios y colaboradores, personas o entidades que siguen, a pesar de la distancia salvando vidas con su colaboración, Yide Bikoue es solo un ejemplo claro que aportando los recursos necesarios allí donde es necesario se reduce el sufrimiento de muchos seres humanos y se mejoran sociedades que se encuentran muy deterioradas.

Gracias por seguir adelante

Los chicos con Mamá

 

Los chicos y el equipo

 

Hazte Socio